Un viaje para el alma – Estambul
23.October.2014

IMG_0050

Después de visitar Madrid ( pueden leer acerca de mi visita a Madrid AQUÍ) , tomé un avión rumbo a Estambul, la ciudad que alguna vez fue capital del imperio Otomano. Para algunos existe la confusión de que ésta es la capital de Turquía, pero realmente la capital es Ankara. Estambul es una ciudad única y especial, no sólo por los miles de años de cultura si no por que es la única ciudad del mundo situada en dos continentes. Por un lado la rodea el Mar Negro y por el otro el mar Mamara, y el Bósforo es un estrecho que divide el lado de Asia del de Europa y con sólo cruzar un puente podemos pasar de un continente a otro.

Una ciudad de contrastes y de un bagaje histórico que se refleja en sus diferentes castillos y mezquitas regados por toda la ciudad. Con más de 20 millones de habitantes la energía se siente al llegar al aeropuerto y camino al lugar donde estaría hospedada durante mi estadía logré percibir la intensidad con la que se vive en esta hermosa ciudad turca.

La visita a La Mezquita Azul y Santa Sophia es obligada, así como el Gran Bazaar y el Topkapi, los cuales quedan todos relativamente cerca.

La ciudad perteneció al imperio Romano hasta el siglo XV cuando fue conquistada por los turcos, y debido a esto la mezquita de Santa Sofia alguna vez fue iglesia cristiana. La cultura musulmana le da la especial característica a esta ciudad de tener un paisaje muy diverso de cualquier ciudad europea del mundo, ya que los minaretes sobre los cuales están construidas las mezquitas, sobresalen y crean un “Skyline” único, que le da magia a la ciudad.

Un lugar especial sin duda es El Gran Bazaar , donde comprar es toda una experiencia . Al caminar se oyen las voces de quienes atienden en cada almacén tratando de adivinar tu procedencia y saludan en el idioma que creen que hablas, como por ejemplo a mi me decían “Hola Mari Carmen, compra tapetes aquí” y cuando entras a comprar su amabilidad se extiende y te ofrecen té de manzana , té turco o agua para pasar la sed mientras les compras .

Dentro del Bazaar hay un restaurante delicioso de comida típica turca que les recomiendo visitar. Mi plato favorito es Iskender Kebap, carne de cordero en una salsa de tomate, con pan y yogur. El yogur hace parte fundamental de la gastronomía turca, incluso hay quienes acompañan la comida con AYRAN , una bebida a base de yogur que se le añade sal y la verdad sabe delicioso.

La estética de esta ciudad es bastante contrastante,  y aunque el occidente se ha colado entre su cultura,  el Este aún predomina sobre sus costumbres, y las mujeres ( algunas ) tapan su pelo con pañuelos como lo exige su religión. Las mujeres que usan Burka no son Turcas, en su gran mayoría las que se ven completamente vestidas de negro y a las cuales sólo se les ven los ojos a través de una minúscula ranura, pertenecen a los países árabes.

Otra visita obligada en Estambul es el Bazaar de las Especias, donde se pueden encontrar las delicias turcas, todo tipo de tés y demás especialidades de la región, este pasaje es un deleite para los sentidos, tanto a manera visual como olfativa.

Turquía estuvo regida durante muchos siglos por el sultanato, el cual residía en el Palacio del Dolmabahce en Estambul, hasta mediados del siglo XIX cuando a través de un golpe militar, Mustafa Kemal Ataturk tomó el poder de Turquía y todo cambió.  A partir de ese momento se fundó la República de Turquía y Ataturk se convirtió en su primer presidente, con él vino la escritura y alfabeto a la manera occidental ( por que antes escribían en árabe)  y muchas otras reformas que impulsaron el país al desarrollo. Turquía fue el primer país en otorgarle el voto a la mujer.

La mezquita es el lugar de oración para los musulmanes, quienes 5 veces al día oran ante su dios y en dirección a la Meca ( ciudad sagrada ). A las mezquitas es permitido entrar siempre cuando sea sin zapatos y las mujeres deben estar con las piernas, los hombros y la cabeza cubiertas, y las mujeres resan separadas de los hombres.  Algunas de estas mezquitas tienen tesoros interiores que deslumbran al entrar.

Los turcos son cultos y muy amables, y me sorprendió gratamente ver el amor que le tienen a su cultura, los jóvenes suelen reunirse en bares típicos a tomar raki, el licor típico de allí que es como una especie de aguardiente, mientras degustan su comida típica, y oyen canciones ancestrales. Además tienen la hermosa costumbre de desearle a todos el bien, y existen expresiones y gestos para cada ocasión, como por ejemplo al irnos de la casa en la cual estábamos quedándonos, a nuestro carro le tiraron agua al salir, como símbolo de que nos fuéramos y volviéramos como el agua.

Después de un poco de Historia, se puede apreciar mejor y desde un punto diferente esta ciudad llena de contrastes que cautiva el ojo y enamora a cualquiera.

Les recomiendo enormemente visitar esta ciudad si algún día tienen la oportunidad.

Me encantaría saber sus comentarios!!

Gracias por leer y vuelvan pronto!!!

IMG_9946
La mezquita Azul
IMG_9827
Palacio del Topkapi
IMG_9742
Sisterna
IMG_0266
Las famosas escaleras de cristal del palacio del Dolmabahce
IMG_0178
Tipico té turco en el Gran Bazaar
IMG_0125
Comida turca casera
IMG_0067
desayuno turco casero
IMG_9665
DSCF3558
Paseo por el Bósforos
DSCF3601
Bazaar de las especias

IMG_0078 IMG_0110 IMG_0258 IMG_0270 IMG_0307 IMG_9706 IMG_9740 IMG_9829 DSCF3539 DSCF3574 DSCF3586 DSCF3590 DSCF3592 DSCF3605 DSCF3607 DSCF3650 DSCF3653 DSCF3678 DSCF3680

5 thoughts on “Un viaje para el alma – Estambul

  1. Oriana Godoy

    Después de ir viendo las fotos que compartías sobre Estambul, moría de ganas por leer este post, que bella experiencia y que buena forma de contarnos el transfondo histótico de su estetica.

  2. Natalia

    Laura que viaje tan emocionante!!! me encanto que nos pusieras en contexto antes de ver las fotos, maravilloso, que riqueza la de su cultura, debe ser muy impactante visitar un lugar con tanto que contar, ver, oler y comer…. Un abrazo y me encanta leerte!!

Comments are closed.