Dos viajeros distintos con la misma alma de exploradores.

por Mariana Uribe

“Lejos de las rutinas que asesinan al arte, me largo…” ¿para Marte? ¿con maleta? ¿O sin ellas? ¿un tiquete de ida y no el de vuelta? Con motivación me aviento al vacío, a la aventura de lo desconocido.

Y así, con la excusa de huirle a la cotidianidad y ver con otros ojos el horizonte, es como dos viajeros diferentes encuentran en la exploración y el emprendimiento una forma de disfrutar. 

Marcela Isaza  y Daniel Tirado, renunciaron a ver la vida como aquello que llega con los viernes y las vacaciones, mientras el paso sigiloso del tiempo resta meses y suma recuerdos repetidos frente a sus escritorios.

Marcela, creció en un familia de abogados y aunque continuó por un tiempo con el legado familiar, cambió la oficina con libros de leyes por mapas con chinches que señalan los lugares que ha visitado, polaroids, plantas y libros que hablan de lunas de miel, viajes y lugares por conocer.

Daniel, coleccionaba billetes del mundo que le daba su abuelo, y ante la pregunta ¿qué quieres ser? siempre respondía: viajero. Inició su propia historia al renunciar a su profesión y con ello comenzó a nadar contra la corriente vendiendo artesanías para patrocinar su sueño de conocer el mundo. Paticipó en concursos, programas de televisión y hasta escribió un libro: Viajar sin papel higiénico en donde demuestra que viajar nutre tanto como la educación.

A este hombre, la motivación le ha sobrado desde que empezó a hacer lo que le gusta, ha sido también, profesor de español, mesero, artesano y en Asia fue DJ de salsa sin saber mucho sobre el tema y con solo una mezcla pregrabada. Por otra parte, WhatIf es el proyecto de Marcela, y ella lo define como un “coaching para viajeros” para crear experiencias y ayudar a sus clientes en la planificación y que su viaje sea la mejor experiencia.

A Daniel, le apasiona viajar un poco desordenado para no perder la sensación de aventura, y ante ella perderse preguntar y retarse. Cree firmemente en que viajar es fácil y al igual que Marcela, considera que lo único difícil es planificar y sacarle el tiempo para salir de la rutina. Para él, después de esto todo es tan sencillo que hasta los recursos económicos aparecen.

Dos viajeros distintos con la misma alma de exploradores.

“Quiero que la gente vea viajar de una forma diferente” Afirma la creadora de WhatIf, pues para ella explorar el mundo es más que llenar el pasaporte de sellos, y en cambio, está relacionado con la integración dentro de otras culturas. Viajar como local es, para ella, la forma ideal para explorar el mundo y el mejor regalo para uno mismo. Es la oportunidad de observar todo de una manera diferente y así conocer y conocerse personalmente.

Por otra parte, para Daniel, la motivación que brinda un viaje no es comparable a la “alegría” que brinda tener cosas materiales, pues esta, es solo un reflejo efímero de la falsa promesa que trajo, en algún momento, el deseo de algo físico.

Para Marcela, viajar será siempre una aventura, aun cuando no se ande como mochilero, pues organizar el destino según lo que quieres, es salir de la rutina sin la necesidad de dormir en un hostal incómodo y no tan limpio, siempre habrá la posibilidad de dormer rico y comer bien.

Daniel ve la sabiduría del viaje en la interacción con las personas. Comprando en mercados, viviendo en casas de locales, andando en transporte público y también disfrutando de hobbies como escalar montañas. Por esto se considera un “Coleccionista de experiencias”

Aventurera con comodidad, podría ser la descripción del perfil de viajera de Marcela, ha disfrutado del Kitesurf, paseos por grandes ciudades, descansos en la nieve y hasta picnics en la mitad de algún viñedo africano con una buena compañía.

Estos personajes, coinciden en que para viajar, solo necesitas las ganas, la pasión y tener la certeza de que se va a pasar bueno y sin necesidades, pues Daniel dice ser un “mochilero de cinco estrellas” que tiene conciencia de lo importante que es salirnos de la zona de confort para conocer experiencias.

Aún así, son viajeros distintos y aunque Marcela prefiere Sudáfrica, Daniel dice disfrutar todo lo que brinda Asia. Sobretodo en aquellos lugares como Birmania y Laos, en donde no hay casi turismo y la energía es más pura. Los lugares turísticos le parecen diferentes a la esencia del país, y usualmente los ve maquillados para que el visitante tome fotos.

( pueden ver nuestras guías de viajes AQUI )

De igual manera, ambos, piensan que cuando viajan solos las ideas fluyen, llegan nuevas sensaciones, conversaciones y pensamientos. Es cuestión de inspiración y maduración.” Tanto así que Daniel reconoce que de no ser por los viajes “estaría tal vez en una oficina de saco y corbata saliendo mucho de fiesta”.

Viajar se ha convertido, para estos dos jóvenes, en una necesidad para salir adelante y ser felices. Ha requerido de motivación para dejar la cotidianidad y como cita Daniel “El agua estancada se pudre”. Así que para fluir: viajar, para hacer de los sueños un recuerdo que de aquella vez que se venció a la rutina.

( ideas para empacar AQUI )

Ahora, tomen nota y no se pierdan sus tips!

Gracias por leer y vuelvan pronto!

  • Comments ( 1 )

  • avatar
    Simón

    Alguien que me pase el número de la escritora!

Comments are closed.

TOP

HAZ PARTE DE FASHIONLESSONS

Inscríbete a nuestro Newsletter y podrás descargar nuestro manual de 7 Reglas del Estilo Personal, y además recibir noticias mensuales de todo lo que pasa en FASHIONLESSONS!

ACEPTO