Como ser fit y no morir en el intento.
1.March.2017

Escrito por Nathalia Arbelaez  , invitada del mes. Síganla en instagram @natyarbelaezs

Hace 4 meses sin dudar tomé la mejor decisión de mi vida y fue comenzar a compartir desde mi experiencia lo que ha sido vivir un estilo de vida saludable y en equilibrio.

Cuando comencé, mi motivación inicial fue 100% física; siempre he sido muy flaca pero en un intercambio mi cuerpo cambió por completo, no se veía para nada saludable y la verdad me sentía súper mal. Comencé a leer mucho sobre alimentación, a seguir cuentas fitness que la verdad fueron mi motivación porque me brindaban información súper valiosa sobre los alimentos, como balancear mis comidas y rutinas de ejercicio. Con el tiempo encontré un deporte que realmente me apasionara y fue crossfit, el cual me ayudó mucho a formar el hábito del ejercicio, porque de verdad disfrutaba hacerlo.

Así, poco a poco fui interiorizando un  el tema de comer y hacer ejercicio por motivaciones no solo físicas sino por sentirme bien. El ejercicio más que un cuerpo definido me estaba dando resistencia muscular, energía, me hacia sentir mas fuerte mentalmente y el comer bien fue generando un bienestar en mi cuerpo gigante. En todo este proceso me he encontrado constantemente con amigos, conocidos y familiares súper entusiasmados a mejorar sus hábitos pero realmente no dan el siguiente paso; empiezan muy felices a “hacer dieta” y se les olvida en la mitad del camino por que empezaron a “sufrir”.

Con el tiempo me di cuenta de que tenemos una percepción bastante alejada de la realidad sobre lo que es “ser y estar “fit” y claro, es entendible, la única imagen o representación que teníamos del fitness como tal, era un cuerpo muy definido y musculoso.

Para empezar tenemos que entender que éste cuento de “ser fit” va mucho más allá de tener músculos. El Fitness es un estilo de vida completico; es lograr bienestar por medio de nuestra alimentación y el deporte, es alejarnos un poco de los excesos y darle la bienvenida al equilibrio. Un equilibrio que nos permita sentirnos a gusto con lo que tenemos, lo que sentimos y lo que vemos a través de nuestros ojos.

Les voy a decir una verdad, esto no se trata de hacer dieta, ni mucho menos de contar calorías. Que buena noticia! No creen!? La idea del tema fitness es disfrutar el hecho de cuidar nuestro cuerpo, de valorarlo y de ponerlo en movimiento. Está claro que tener un cuerpo y una alimentación sana no se logra de la noche a la mañana, pero si hay que empezar por alguna parte. Por ejemplo podemos comenzar por un pequeño cambio al agregar más vegetales y frutas a nuestro día a día, llevarnos un termo con agua a donde vayamos, cambiar algunos almuercitos de la calle por unos caseros y vamos volviendo el ejercicio parte de nuestra rutina diaria. Con el tiempo estos cambios se convertirán en hábitos que no sólo transformarán nuestra vida si no que con toda seguridad nos llevarán a sentirnos con más energía, más vitales, y créanme que nuestra autoestima se eleva y se fortalece de una forma absurda. Un tip muy importante para comenzar es que debemos olvidarnos de esa palabrita “restricción” o la frase “estoy a dieta” porque comer de forma consciente se trata de hacer mejores elecciones, de buscar alternativas que realmente nos nutran y nos generen bienestar, y obviamente también un poco de placer. La base de todo esto es el Equilibrio, y creánme que es algo que está muy lejos de ser una obsesión una dieta o una restricción.


Entonces para comenzar les tengo algunas ideas:

¿Que tal si dejamos volar nuestra imaginación e improvisamos un poco en la cocina? no hay nada mas rico que comenzar a cocinar e ir creando en el camino. Cuando yo comencé créanme que hubo varias recetas que no me salieron, y otras me quedaron deliciosas, pero lo más importante es que disfruté del proceso; La idea es que poco a poco vayamos reemplazando más comidas de restaurantes por alimentos deliciosos preparados en casa y así comer lo que nosotros mismos cocinamos se irá convirtiendo en parte fundamental de nuestro diario vivir .

¿Y que tal si nos movemos mas? No hay nada más delicioso y relajante para nuestra mente, cuerpo y espíritu que una buena dosis de ejercicio; nos recarga, no deja alegres y activísimos. Busquemos un deporte que nos apasione, que nos haga vibrar, hay miles de opciones, imposible que al menos una no se ajuste a nosotros.

Seguramente habrán días en los que sólo queremos quedarnos en la cama, cero ejercicio y acompañados y ¿por que no? de un buen combo de nachos con queso o una mega hamburguesa? y está bien, nuestro cuerpo lo que necesita es balance; darse gusto de vez en cuando también hace parte de ese EQUILIBRIO que les mencioné antes.

 

La idea es disfrutar de todo este proceso, porque éste estilo de vida es para gozárselo, vivirlo y enamorarse de él ; y sin pensarlo dos veces puedo decir que es el mejor regalo que podemos darle a nuestro cuerpo.

Así pues mujeres! comamos PARA NUTRIRNOS y no sólo por una meta meramente física y hagamos ejercicio para estar más vitales, mantener nuestros músculos fuertes y nuestro corazón a tope y no sólo por las calorías extra que debemos quemar; hay que empezar modificando el fin para ver resultados más duraderos. Esto sin duda va a ser el motor que nos mantendrá firmes en nuestro propósito.

Por ultimo, tengan una meta clara, medible en el tiempo, real y posible de cumplir; pueden empezar con un paseo que tengan o unas vacaciones, pero con la promesa de que cuando cumplan su meta se pondrán otra, y así hasta volverlo un estilo de vida. Y que no se rindan! Uno tiene altos y bajos, lo importante es mantener nuestra motivación a tope! Pongan letreros en la nevera, en los momentos de ansiedad coman zanahoria, o cositas saludables y verán que todo se puede! Cuando vean resultados serán muy felices!

A continuación les dejo dos recetas para que se motiven a comenzar este camino que seguro no se arrepentirán!

Las dos recetas pueden ser de desayuno o snack.

No olviden seguir a Naty en Instagram para mucha inspiración y motivación fit!

Gracias por leer y vuelvan pronto!