DESFILE CINCODESFILE CINCO
19.June.2011

Una vez mas asistí a el desfile de los alumnos de Quinto semestre de diseño de modas de la Colegiatura Colombiana de diseño,  costura formal y casual inspirada esta vez en un artista conceptual.Una Un backstage con modelos vestidas de creaciones tan variadas unas de otras que no cabe duda que hay talento y donde tuve la oportunidad de hablar con las alumnas mas destacadas, quienes como reconocimiento a su buen trabajo tenían la oportunidad de vivir lo que se vive en un backstage.

Antonella Lopez dedujo de su artista brasileña Cildo Meireles  las conexiones de los sentidos y como estos generan impulsos nerviosos, representándolo así en su grafía.

Tiziana Zapata y las resignificaciones de Antonio Caro le dieron el Ey, Ok, y HAHAHA a sus diseños, con una técnica bastante llamativa para crear su propio tejido a través de la fusión del látex, el papel y la tela, y hablando de resignificaciones su estilismo estaba basado en el juego mental.

Maria Clara Suescun trabaja la raza colombiana y sus mujeres voluptuosas como sátira del trabajo de la artista Liliana Angulo,  representando ese pensamiento colectivo de las curvas y los símbolos más criollos. Tengo que resaltar el buen acabado de sus zapatos, y los calcetines en capas.

 Paula Valderrama estudia la obra de Leobardo Perez y su trabajo con armas blancas, para crear unas piezas donde simboliza la falta de extremidades de las obras del artista.

vez mas asistí a el desfile de los alumnos de Quinto semestre de diseño de modas de la Colegiatura Colombiana de diseño,  costura formal y casual inspirada esta vez en un artista conceptual. Un backstage con modelos vestidas de creaciones tan variadas unas de otras que no cabe duda que hay talento y donde tuve la oportunidad de hablar con las alumnas mas destacadas, quienes como reconocimiento a su buen trabajo tenían la oportunidad de vivir lo que se vive en un backstage.

Antonella Lopez dedujo de su artista brasileña Cildo Meireles  las conexiones de los sentidos y como estos generan impulsos nerviosos, representándolo así en su grafía.

Tiziana Zapata y las resignificaciones de Antonio Caro le dieron el Ey, Ok, y HAHAHA a sus diseños, con una técnica bastante llamativa para crear su propio tejido a través de la fusión del látex, el papel y la tela, y hablando de resignificaciones su estilismo estaba basado en el juego mental.

Maria Clara Suescun trabaja la raza colombiana y sus mujeres voluptuosas como sátira del trabajo de la artista Liliana Angulo,  representando ese pensamiento colectivo de las curvas y los símbolos más criollos. Tengo que resaltar el buen acabado de sus zapatos, y los calcetines en capas.

 Paula Valderrama estudia la obra de Leobardo Perez y su trabajo con armas blancas, para crear unas piezas donde simboliza la falta de extremidades de las obras del artista.